La 2, para una inmensa minoría

Monday, May 15, 2006

LA DISCAPACIDAD MÁS CAPACITADA


Una vez más nos quitamos el sombrero ante la segunda cadena de TVE, que en esta ocasión aboga por una nueva programación que supone la inclusión de un sector muy olvidado de la sociedad. Se estrena una serie documental sobre "Discapacidades Humanas". Si bien no se trata de otro reality show que retiene a 10 discapacitados en una casa, con lágrimas en primerísimo primer plano y 300.000 euros para resarcir el ridículo televisivo, esta serie que se encuentra recogida en el programa "La aventura del saber" , pretende acercarnos de manera progresiva a la vida cotidiana de personas con distintas discapacidades.
Desde el pasado 28 de marzo podemos disfrutar de un trabajo de cooperación entre los profesionales de esta cadena, entidades adscritas a este proyecto (fundación ONCE entre otras) y la indispensable disposición con la que casi 100 personas con discapacidad han prestado su testimonio en favor del conocimiento y el entendimiento de una realidad tan cercana e incomprensiblemente inexplorada por el resto de miembros que conformamos la sociedad.
El serial está formado por 13 capítulos de unos 30 minutos en los que se describirán de forma individual 12 de las discapacidades más representativas de nuestro país. En el primer capítulo se presenta de forma global la realidad del colectivo.
En su selección se ha buscado dar una visión lo más diversa y completa posible: niños, jóvenes, adultos, estudiantes integrados en escuelas ordinarias, chicos atendidos en centros especiales, asalariados de empresas o de centros especiales de empleo, vendedores del cupón o trabajadores de la propia Fundación ONCE.
El proyecto ha sido coproducido por la Fundación ONCE y la Productora Faro y ha contado con subvenciones de la Xunta de Galicia y de la Unión Europea. De su supervisión se han encargado las grandes confederaciones representativas de las personas con discapacidad y ha contado con el respaldo del Real Patronato de la Discapacidad.
La paradoja radica, una vez más, en la baja audiencia de esta cadena a pesar de ser puntera en contenidos sociales. El tratamiento de la información y el respeto y atención prestados a los protagonistas vuelve a ser objeto de mención dada la realidad televisiva contemporánea.
Francamente, me parece insuficiente la representación de este sector en televisión. Quizás la discapacidad real se halle en aquellos que ignoran una realidad tan palpable. La ceguera de los que ven y los que hacen ver un mundo tan sesgado. Suerte que aun existen bastones y una cámara sincera que nos hacen querer cambiar de canal.
Enlaces relacionados con este artículo: